top of page

Plasma Rico en Plaquetas, recobrando la juventud.



El plasma rico en plaquetas (PRP) es un producto con grandes ventajas y numerosas utilidades. Entre sus indicaciones actuales se encuentra el envejecimiento cutáneo, lesiones articulares, lesiones musculares y alopecia o caída de pelo.

Una de sus principales ventajas es que es un producto que se obtiene del propio paciente, por lo que no ocasiona problemas de alergias ni de rechazos. Además, no precisa la realización de pruebas previas, sólo la valoración dermatológica del paciente (historia clínica y exploración física con toma de imágenes clínicas).



¿En qué consiste el tratamiento de bioestimulación con PRP?

El PRP se obtiene de forma similar a una analítica normal. Es un tratamiento ambulatorio y no precisa ingreso. Hay que extraer un poco de sangre (20 cc) y luego se coloca en una máquina (centrifugadora) que se encarga de separar la sangre en varias partes. Una de ellas será el PRP, que cogeremos, para con él infiltrar mediante unas agujas muy finas la zona de la piel o del cuero cabelludo que queramos tratar. Lo único que se añade al PRP es un compuesto cálcico para activar las plaquetas y que liberen los factores de crecimiento, que son los elementos clave del tratamiento.



Es una técnica mínimamente dolorosa y con ella se consiguen muy buenos resultados. El plasma rico en plaquetas contiene abundantes factores de crecimiento, son sustancias que ayudan a que se generen nuevos vasos sanguíneos en la zona que infiltramos llegando más nutrientes a la misma y, que nos ayudan a aumentar la proliferación de células y de fibras, entre ellas algunas tan interesantes y conocidas como el colágeno y la elastina, que dan consistencia a la piel.

Como complicación de la técnica podría aparecer algún pequeño hematoma en la zona de la infiltración, especialmente en la zona alrededor de los ojos. Para prevenirlo, si tratamos la zona de la cara, se debe utilizar una crema con vitamina K y protector solar en la zona tratada.

¿Qué conseguimos con todo esto?

En el caso de la infiltración del cuero cabelludo para el tratamiento de la alopecia se consigue la aparición de pelo nuevo y el aumento del grosor del ya existente. Todo ello se percibe como un aumento de la densidad capilar.

En el caso de la infiltración de la piel (cara o escote) para el tratamiento del foto o crono-envejecimiento se consigue aumentar la elasticidad, disminuir la flacidez, aumentar la luminosidad y disminuir las arrugas.

¿Cuál es la valoración previa al tratamiento?

Antes de someterse a este tratamiento se precisa una evaluación médica. Siempre se deben evaluar los antecedentes personales del paciente, especialmente aquellas enfermedades y/o medicación que puedan interferir, como los antiagregantes o anticoagulantes que aumentan el riesgo de hematomas.


No existen límites de edad para someterse a este tratamiento. Como tratamiento antienvejecimiento no procede realizarlo en pacientes menores de 20 años.

¿Cuántas sesiones son y cuándo se ven los resultados?

En general, aunque siempre se realizará una valoración individual del paciente, se realizan una media de 3-4 sesiones al año, separadas 4 o 6 semanas. Se repetirá para mantener los efectos 1 vez al año. En general, los resultados en el caso de la bioestimulación como antienvejecimiento se observan a los 20-30 días de la sesión, sin embargo, desde los primeros días se observa mejoría, especialmente como aumento de la luminosidad. La mejoría en el tratamiento de la alopecia androgenética se observa, generalmente tras la 2ª sesión.


Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page